Cirugía plástica facial

El lifting facial es también conocido como ritidectomía. Es un procedimiento quirúrgico para mejorar los signos visibles del envejecimiento de la cara y el cuello. En personas adultas, a medida que avanza la edad, la piel y los músculos de la región frontal comienzan a perder tono.

Esta cirugía no detiene el proceso de envejecimiento, pero mejora los signos más visibles del mismo tensando las estructuras más profundas de la cara y el cuello, y eliminando la grasa de áreas seleccionadas.

Puede realizarse de forma aislada o en combinación con otros procedimientos, tales como: levantamiento de cejas, liposucción, cirugía de párpados, o cirugía nasal.

Debe ser un procedimiento individualizado para cada paciente teniendo en cuenta su propia estructura.

La blefaroplastia (también llamado “limpiar los ojos”) es un procedimiento quirúrgico para eliminar el exceso de piel y/o grasa y músculo de los párpados superiores e inferiores, mejorando la piel caída y las conocidas bolsas.

La intervención se puede realizar a nivel superior, inferior o ambas regiones del párpado, y en combinación con otros procedimientos quirúrgicos de los ojos, cara, cejas o nariz.

Es una cirugía a medida para cada paciente, dependiendo de sus necesidades particulares.

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico realizado para remodelar la nariz. Éste produce cambios en la apariencia, la estructura y la función de la nariz.

Puede reducir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta, estrechar el ancho de las fosas nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

Corregir defectos de nacimiento, lesiones nasales y ayudar a aliviar algunos problemas respiratorios.

La cirugía de rinoplastia se personaliza para cada paciente, dependiendo de sus necesidades.

La otoplastia es un procedimiento quirúrgico para reformar la oreja.

Existen diversas técnicas para mejorar la forma de las orejas prominentes o para armonizar el despegamiento de las mismas.

Las incisiones utilizadas son colocadas detrás de la oreja.

Puede realizarse bajo anestesia local o general, ambas en forma ambulatoria.

El tiempo operatorio es de aproximadamente 1 a 2 horas y el tiempo de recuperación es de aproximadamente 2 a 3 semanas.

Cada persona que solicita la otoplastia es única, tanto en términos de la apariencia de las orejas y las expectativas de resultados después de la cirugía.

La liposucción de cuello es una operación destinada a rejuvenecer dicha región del paciente, eliminando la grasa sobrante que se acumula bajo la barbilla.

La lipoaspiración a nivel cervical es muy útil para mejorar el ángulo del cuello, eliminando el doble mentón particularmente conocido como “papada”.

Puede practicarse como un procedimiento aislado, en aquellos casos en los que exista una piel y tejido muscular con buenas condiciones de tono y elasticidad; o de lo contrario, combinarlo con un lifting facial.

Abrir chat